Sesgo de género en salud y sus implicancias

6 de marzo de 2024

El sesgo de género en la salud es un fenómeno que es consecuencia de un proceso histórico donde la investigación médica, el desarrollo de fármacos y las prácticas clínicas, se han centrado en los hombres por años, muchas veces ignorando las diferencias biológicas y fisiológicas fundamentales entre mujeres y hombres. Este es un problema multifacético que afecta a las mujeres en numerosos aspectos de la atención médica, desde el desarrollo de fármacos hasta el diagnóstico y tratamiento de diversas condiciones.

Lo anterior, ha llevado a una serie de desafíos únicos para las mujeres en términos de diagnóstico, tratamiento y atención médica general. Y en el área de la salud ha sido un tema de creciente interés y preocupación en las últimas décadas. 

Al hablar del desarrollo de fármacos el sesgo de género ha sido históricamente sorprendente. Las mujeres han sido subrepresentadas en los ensayos clínicos, lo que significa que muchos medicamentos no se han probado adecuadamente en cuerpos femeninos antes de su aprobación. 

Un ejemplo emblemático es el paracetamol, uno de los medicamentos más comunes y utilizados. Las investigaciones han demostrado que mujeres y hombres metabolizan el paracetamol de manera diferente, lo que podría afectar la eficacia y la seguridad del medicamento en las mujeres. Sin embargo, esta diferencia no se tomó en cuenta en las etapas tempranas de desarrollo y pruebas del medicamento.

Algo parecido sucede cuando hablamos de los medicamentos para el asma, ya que se ha demostrado que son 20% menos efectivos en las mujeres que en los hombres.

 

Sesgos en el diagnóstico

El sesgo de género también se extiende a los diagnósticos médicos. Las enfermedades cardíacas son un ejemplo de cómo las mujeres son frecuentemente mal diagnosticadas o diagnosticadas tardíamente en comparación con los hombres. Los síntomas de ataque cardíaco en las mujeres pueden ser diferentes y menos reconocidos que en los hombres, lo que lleva a un tratamiento tardío con peores resultados. 

Por otra parte, condiciones como la fibromialgia y la fatiga crónica, que afectan predominantemente a mujeres, han sido históricamente desestimadas o etiquetadas como psicosomáticas, retrasando el diagnóstico y tratamiento adecuados.

En el ámbito de la fertilidad y la medicina reproductiva, el sesgo de género se da pero de forma contraria tanto en la investigación como en la práctica clínica. ¿Por qué? Porque por muchos años la investigación en fertilidad se centró principalmente en las mujeres, atribuyendo la infertilidad a factores femeninos sin investigar adecuadamente las posibles causas relacionadas al hombre. 

Según un estudio realizado por Mckinsey Health Institude* señala que por años se ha simplificado al máximo la salud de las mujeres siendo sub representadas y muchas veces no diagnosticadas. Además, plantea que para que exista una real equidad en salud es necesario que exista un acceso adecuado a las distintas intervenciones para cada persona, independientemente de su condición.

Aunque se han realizado esfuerzos para abordar estas desigualdades, como la inclusión de más mujeres en ensayos clínicos y el reconocimiento de las diferencias de género en la práctica médica, queda mucho trabajo por hacer. Es esencial que el sistema de salud continúe avanzando hacia una mayor equidad de género, asegurando que tanto las mujeres como los hombres reciban una atención médica que tenga en cuenta sus necesidades únicas y diferencias biológicas.

* “Closing the women’s health gap: A $1 trillion opportunity to improve lives and economies”

También te puede interesar…

Testimonios

La ovodonacíón, mi mejor regalo

Empezamos la búsqueda el 2019, muy ilusionados, como todos… ya con 35 años sabíamos que podía costar un poco más, pero no imaginábamos que tanto… Nosotros somos muy mateos y a los 6 meses de tratar pedimos hora con un doctor de fertilidad. No teníamos idea del camino tremendo que estábamos empezando, pero el destino […]

Leer más

El camino de la adopción

Sé que suena cliché, pero con mi marido siempre quisimos formar nuestra familia también a través de la adopción, independientemente si teníamos hijos biológicos. En su familia un primo muy querido había llegado por adopción a la familia y nos hacía sentido. Llevábamos dos años casados cuando nos embarazamos. Lamentablemente no llegó a término y […]

Leer más

Únete a
Nuestra causa

Hoy la infertilidad tiene una cobertura ineficiente que discrimina ciertos diagnósticos, en Fënn trabajamos para visibilizar este tema y lograr avances significativos.

¡Necesitamos tu aporte!