Fundación fënn

Condiciones Médicas Femeninas

Endometriosis

 

Todos los meses, los ovarios de una mujer producen hormonas que le ordenan a las células de las paredes del útero (endometrio) hincharse y volverse más gruesas. Normalmente, si una mujer no queda embarazada, este tejido se desprende cada mes, lo que conocemos como menstruación. Cuando estas células crecen en otras zonas del cuerpo, se llama endometriosis. Causando dolor, sangrado abundante, sangrado entre periodos y problemas para quedar embarazada.

Aproximadamente 1 de cada 10 niñas y mujeres en América y más de 176 millones en todo el mundo padecen endometriosis.

Se considera una enfermedad reproductiva y aunque puede afectar a los ovarios, el útero y las trompas de Falopio, también puede encontrarse en los intestinos, la vejiga, el apéndice y otros órganos.

“1 de cada 10 niñas y mujeres en América y más de 176 millones en todo el mundo padecen endometriosis”.

“Puede afectar a cualquier mujer, desde su primer período hasta la menopausia. El síntoma más mencionado es el dolor”.

Síntomas:

  • Dolor y calambres (en el abdomen o en la parte baja de la espalda durante el período)
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Flujo menstrual anormal o muy abundante
  • Infertilidad
  • Fatiga
  • Micción dolorosa durante los períodos
  • Deposiciones dolorosas durante los períodos
  • Otros problemas gastrointestinales, como diarrea, estreñimiento y/o náuseas

Alrededor del 40% de las pacientes con endometriosis experimentan algún grado de infertilidad

La endometriosis, afecta de diferente maneras la fertilidad:

  • Las adherencias en las trompas de Falopio o en los ovarios, pueden interferir con la mecánica de la fertilización y la implantación.
  • También, pueden ser causa de embarazos ectópicos.
  • Hay estudios que señalan que la inflamación relacionada con la endometriosis produce sustancias químicas que podrían interferir con la calidad del óvulo, la implantación y la fertilización.
  • Algunas investigaciones sugieren que la endometriosis podría causar un defecto de la fase lútea, que resulta de los bajos niveles de la hormona progesterona o de una pobre acumulación del revestimiento uterino después de la ovulación.

7.5 años puede demorar el diagnóstico de esta enfermedad.

“Muchas veces las pacientes no reciben un diagnóstico oportuno porque se confunde con dolor menstrual. Generalmente no se diagnostica sino hasta los 25 a 35 años de edad”

Los endometriomas o también llamados “quistes de chocolate” pueden ser observables usando tecnologías como la resonancia magnética o ecografías.

Pero la mayoría de las endometriosis y adherencias pueden evadir los ultrasonidos y resonancias magnéticas y otras pruebas, como las colonoscopias. Es por esto que para confirmar que se trata de endometriosis es necesario realizar una biopsia de los tejido través de una laparoscopia