Fundación fënn

Artículos

¿Cómo le cuento a un cercano que está lidiando con la infertilidad que estoy embarazada?

3 de marzo de 2022

No existe una sola forma de hacerlo, lo que sí podemos asegurar es que para la mayoría de las personas que viven con infertilidad siempre es un momento difícil de enfrentar: la alegría por un lado y la tristeza por no poder ser padres por el otro.

Lo que podemos aconsejarte es que pienses en cómo es esa persona y lo que está viviendo en este este momento: ¿es sensible o no tanto?¿acaba de tener una pérdida? ¿hace poco le dieron una mala noticia? ¿crees que preferiría que le dijeras en persona o por teléfono o quizás es de las/los que el trato especial le caería como patada en la guata? A veces es muy difícil saber en qué está el otro porque muchas veces no comparten en que etapa están de sus tratamientos. Nuestro consejo: asume lo peor y parte desde ahí.

Hay varias opciones de cómo hacerlo: por teléfono, por mensaje, juntarse en privado. Todo va a depender de su relación e incluso así, puede ser distinto a cómo te lo imaginabas. ¿Por qué? No porque él/ella no esté feliz por ti, sino que a veces se necesita tiempo para ordenar y procesar las infinitas emociones que conllevan este tipo de noticias para luego disfrutar contigo. El fondo de todo esto: no arruinarte el momento ni a ti ni a ellos porque quieren ser parte de esta nueva aventura que comienzas y nada dice mejor «estoy feliz por ti», como sinceramente estarlo.

Por las experiencias compartidas recomendamos que si esta persona es importante para ti es mejor evitar que la noticia le llegue por el grupo de whatsapp familiar o de amigos, o que lo vea por las redes sociales y, ante todo: que no se entere en la comida familiar o grupal, sin previo aviso porque te mereces más que una sonrisa extraña que es lo único que quizás le salga y que no es no es lo que realmente siente.

Sólo se necesita uno

Testimonios Sólo se necesita uno 23 de septiembre de 2022 Me encantaba leer las experiencias que publicaban, me hacía recargar mis esperanzas, por eso quiero compartir la nuestra que empezó el 2009 cuando nos casamos. El 2011, después de 3 años que se nos hicieron eternos, nació nuestra primera hija Ema. Al año nos pusimos [...]

Leer más