Artículos

Tips para sobrevivir a la infertilidad en pareja

3 de marzo de 2022

Por Fiorella Squadritto y Luz María Lira

Como muchos y muchas ya saben, las fundadoras de fundación Fënn Fiorella Squadritto y Luz María Lira, transitamos la infertilidad por varios años y sabemos que mantenerse fuerte como pareja es uno de los aspectos más desafiantes de este proceso, logrando sortear este camino de la infertilidad unidos y tratando de no desgastar la relación. Por lo anterior, quisimos transmitir lo que hemos aprendido en estos años de infertilidad, tratamientos, doctores, medicamentos y mucho más.

  • Honestidad: no hará las conversaciones más fáciles, pero al menos ayudará a evitar resentimientos. Muchas peleas nacen de lo que nos duele en secreto, de lo que no nos atrevemos a decir. Si con tu pareja cada vez que hablan del tema empieza una guerra, busquen ayuda. Si se puede que uno o los dos vaya a terapia. A veces necesitamos herramientas para poder saber qué queremos decir, o elegir la mejor manera de decirlo.
  • Está bien cambiar de opinión: ya sea que antes no cabía en tu mente un tratamiento de fertilidad como una FIV o que ya no quieres hacerte los infinitos tratamientos  de fertilidad que habían dicho que harían. No es traición cambiar de opinión, no te hace malo. Y hablar las cosas que uno está sintiendo con franqueza y a tiempo puede hacer mucho la diferencia.
  • Escucha: pero realmente escucha. No pensando en tu respuesta, no pensando en que te molestó. Sólo escucha. Llegar a un acuerdo o siquiera escuchar al otro desde una pelea es prácticamente imposible. Esto aplica a cualquier dinámica de pareja, la infertilidad agrega una culpa adicional, un sabor amargo que hace que las barreras a la comunicación a veces sean más altas.
  • Escríbelo: no entres en una discusión en la que ninguno quiere ceder terreno. Escribe lo que sientes. Léelo. Respira. Vuelve a leerlo. Te vas a dar cuenta de que muchas cosas escritas sólo nacen de la rabia y no son lo que realmente quieres decir. Reescríbelo. Respira. Léelo. Puedes mandárselo al otro, puedes leerlo, como tu prefieras…La recomendación es darse un espacio para buscar las palabras.
  • Hacer equipo: compartir la carga, el que se está llevando la parte más pesada del tratamiento de fertilidad que incluya al otro en las ecografías, en las sacadas de sangre, en las alarmas de los remedios. Todo se puede compartir de cierta forma. La infertilidad es de a dos, autopercibirse como un equipo ayuda a tomar mejores decisiones.
  • A veces toca remar solo: hay etapas en que el otro va a estar sobrepasado y nos va tocar poner el hombro. Buscar otro doctor, asumir más activamente los temas más burocráticos. No lo resientas. Hoy por ti, mañana por mí. Pero, por un tiempo determinado, no todo el tratamiento de fertilidad. Si hay uno solo remando siempre, cabe preguntarse si esta es la persona que quieres a tu lado.
  • Hablen con gente que esté pasando o haya pasado por lo mismo: el valor de compartir experiencias con otro que sabe lo que estás pasando, es inigualable. Así partió Fënn, conversando sobre nuestros caminos, sin tener que explicarnos qué es gonal o que tuvimos que cambiar de protocolo. Hablando de cosas que importan como la frustración con el mundo que no entiende la infertilidad, el sí adoptar o no, si cambiar de doctor o no, etc. Esta vía de escape ayuda a combatir los sentimientos de soledad y frustración que muchas veces nos inundan al transitar la infertilidad. Nos recargan.
  • Tomen una pausa si lo necesitan: lamentablemente en la infertilidad el tiempo siempre está en contra. Pero si se están volviendo locos, paren. Mucha gente se atreverá a juzgarlos por hacerlo: ¿Cómo van a parar, no quieren hijos ahora? No los tomen en cuenta. Mientras los dos estén 100% de acuerdo con la idea de parar un tiempo…háganlo.
  • Hay que saber cuándo ya no: para esto no tenemos consejos. Es muy personal. No creas que todas las parejas que se ven súper unidas post infertilidad no pensaron mil veces en abandonar todo. Sólo tú y tus circunstancias te dirán si ya llegaron al límite. Sólo queremos mencionar que es una posibilidad real.

También te puede interesar…

Testimonios

Malditas trompas

Mi primer embarazo de la vida fue tubario, se trató con metotrexato pero igual a los 10 días aproximadamente se rompió y me tuvieron que extirpar la trompa con una laparotomía de urgencia. A los meses, y con mucho susto, quise intentar un nuevo embarazo. Antes de partir, me hicieron la famosa histerosalpingografía. No la […]

Leer más

Dos mamás en proceso

La búsqueda de un hijo no siempre es fácil, aún si existen muchas presiones desde el entorno, para nosotras la maternidad es una elección totalmente conversada, no es algo que se espera de nosotros ni por la familia ni por la sociedad. Como pareja lésbica teníamos un miedo real de ser discriminadas y no entendidas […]

Leer más

Únete a
Nuestra causa

Hoy la infertilidad tiene una cobertura ineficiente que discrimina ciertos diagnósticos, en Fënn trabajamos para visibilizar este tema y lograr avances significativos.

¡Necesitamos tu aporte!